Jornada de Hermoseamiento

Después de un buen rato que nos reclamó este acogedor edificio, por fin nos juntamos  este sábado recién pasado a dejarlo más limpio y bonito. A esta jornada de “enchulamiento” (como se dice ahora) llegamos una treintena de personas entre madres, padres, equipo pedagógico y hasta del directorio, además de amigos y amigas.

Las tareas fueron variadas: pintura, construcción de protecciones para los árboles, limpieza general (techos, muros, vidrios), arreglo casa de juegos de los niños, filtrado de arena del arenero, parchado de hoyos en los muros, habilitación del invernadero, entre muchas otras tareas.

Nos quedamos con una linda sensación  en el alma: “sentir que seguimos siendo comunidad, que este lugar es realmente de todos y que cada quién aporta con lo que puede en aquello que se necesita”. Para quiénes vinimos y para quiénes no, nos queda otra gran tarea: extender la vida comunitaria un poco más allá de las fronteras del jardín. De ser así este país y este mundo sería más parecido a lo que todos queremos.